Categorías

APRENDIENDO A CAMINAR DESCALZOS

Somos seres eléctricos, nuestro cuerpo produce regularmente cargas positivas, que en caso de ser excesivas pueden oxidarlo o dañarlo.

 

La superficie de la Tierra también es electrónicamente conductiva y genera un suministro constante y sin límites de electrones negativos como consecuencia de la actividad atmosférica global.

 

Cuando caminamos descalzos, las 1300 terminaciones nerviosas por pulgada que poseen las plantas de nuestros pies pueden absorber la carga negativa de la Tierra equilibrando nuestro flujo eléctrico.  Este contacto es el mayor antioxidante conocido, y es una efectiva y sencilla estrategia contra el estrés crónico, las disfunciones del sistema nervioso autónomo , la inflamación,  el dolor,  el insomnio, y muchos otros problemas de salud, incluyendo en enfermedad cardiovascular.

 

No andamos descalzos, no dormimos cerca de la Tierra, no respiramos el amanecer, no bebemos agua viva… Nuestro sistema vital hace diariamente un esfuerzo titánico para sobrevivir energéticamente en esta especie de mundo  aparte que estamos creando, obligando a la Tierra realizar un brutal esfuerzo de asimilación y depuración de las incuantificables  cantidades de contaminación física y emocional que generamos…

 

Claro que no están las cosas bien, ya lo sabemos,  y me imagino que si estás leyendo estas líneas es porque hace días que estás sintiendo la necesidad interna de cambiar algo,  y aunque no podemos definir con claridad que, ni como, sabemos que nos está pasando a muchos/as.

 

Mi pequeña contribución a este momento, es la creación de un ciclo de artículos que tienen como objetivo dar apoyo y guía a todas aquellas personas que desean descubrir  su capacidad de percibir los campos vibratorios de la Naturaleza y acompañarlas a que se produzcan estados de comunión con ella.


Si estas interesado/a en recibir estos artículos por favor escríbeme a :
evajulian@sonidoyvida.com

 


APRENDIENDO A CAMINAR DESCALZOS

Ejercicio I

 

Empieza poco a poco, paso a paso, esta es una carrera de larga distancia que requiere calma y disfrute.

 

Cuando estés en el bosque, en la playa o en el parque descálzate, pon suavemente tus pies en el suelo y tomate todo el tiempo que necesites para descubrirlo con suavidad.  Su temperatura, su rugosidad, su aspereza o su suavidad…. No tengas prisa.

 

Empieza a dar pequeños pasos y permite que la planta de tus pies se adapte y reconozca poco a poco la calidad del terreno. No se trata de luchar contra el suelo o de esquivarlo, se trata de adaptarse a él con suavidad, incluso a las pequeñas piedras, a los pinchos, a los troncos…

 

Descubrirás que al caminar puedes ejercer diferentes presiones en la planta del pié y que  esta es capaz de adaptarse a cualquier tipo de terreno, en algunos momentos incluso te puede dar la sensación de que parece que pesas menos porque el terreno no se hunde. Cuando descubras y ejercites esta capacidad te vas a sentir feliz y salvaje.

 

El primer día te puede parecer misión imposible, pero en pocos días descubrirás que incluso en los caminos más agrestes y en cualquier época del año tus pies son capaces de adaptarse suavemente sin sentir dolor.  Tambien descubrirás que tus niveles de vitalidad y atención mejoran.

 

Este es el primer paso, y es muy importante.
Descubrir la sabiduría de tus pies!.

 

Eva Julián
www.sonidoyvida.com
En el próximo articulo, ya con los pies despiertos, nos introducirnos en la percepción del lugar.

 

SI DESEAS  ASISTIR A UNO DE MIS PRÓXIMOS RETIROS EN LA NATURALEZA  PULSA EL SIGUIENTE ENLACE: 
https://www.soundandlife.com/index.php?page=Aplicaciones&menu=12

 

No hay Comentarios

Lo sentimos, los comentarios están cerrados en este momento.