Categorías

¿SOMOS LA ÚNICA ESPECIE INCAPAZ DE SENTIR LAS SEÑALES DE ALARMA EMITIDAS POR LA NATURALEZA ?

Escucha la Grabación del aviso de alarma de la tierra 10 horas antes del Tsunami del Indico

Seis años después del terremoto de 9.0 en la escala de Richter que sacudió Sumatra el 26 de diciembre de 2004,  llega un contundente comunicado de la comunidad científica responsable de  la observación y cuidado de la fauna animal salvaje en el parque natural de Yala en Sri Lanka.  H.D. Ratnayake, subdirector del departamento nacional de vida salvaje afirma: “Ningún elefante ha muerto, ni siquiera una liebre o un conejo”.
La única explicación posible es que “los animales pueden sentir el desastre. Tienen un sexto sentido. Saben cuando están sucediendo las cosas”,
Pero este comunicado que hoy parece sorprendernos y maravillarnos nos deja de trasfondo una pregunta amarga y sin respuesta:

¿ SOMOS DE VERDAD LA ÚNICA ESPECIE INCAPAZ DE SENTIR EL CAMPO VIBRATORIO DE LA TIERRA?

Tsunami-Wallpapers

La explicación a  el porque los seres del reino animal son capaces de predecir grandes cataclismos  señala proceder de su capacidad para oír y percibir infrafrecuencias que el oído humano es incapaz de percibir.
Pero  me gustaría aportar una reflexión basada mi experiencia cono Bioacustico.  Ciertamente nuestro oído, humano, tiene una extensión de rango muy limitada, pero, nos olvidamos de que nuestro verdadero órgano de escucha  reside en nuestra piel, y que nacemos con una alta capacidad de percepción que nos permite  la captación de las frecuencias vibratorias del entorno a través de nuestras sensaciones y reacciones emocionales.

Durante 5 años de trabajo de campo en el pirineo tuve la suerte de convivir con ancianos pastores, que desde niños habían vivido largas temporadas solos con rebaños en las montañas. Estos hombres eran capaces de percibir la presencia de un extraño en su valle, humano o animal,  a través de una percepción física y psíquica innata que procedía de su interior y que no tenia ninguna connotación intelectual, olfativa o visual.. Podían percibir una tormenta o un cambio inesperado en la climatología, predecían la caída de aludes de nieve y eran capaces de rastrear una oveja, un caballo o un ciervo con una precisión casi telepática.  Hablaban con las plantas y uno de ellos curaba a personas a gran distancia hablando con los árboles.

Esta experiencia siempre me ha hecho preguntarme: ¿ Que estamos haciendo con nuestra  formación y educación emocional colectiva?, ¿ porque nos permitimos perder la innata capacidad de percepción con la que nacemos,  la que  nos permite  sentir y percibir nuestro entorno por la codificación de las frecuencias que emite?.  La vida toma forma a través de la resonancia,  el universo tambien se comunica así, ¿ porque nosotros ridiculizamos esta facultad?.

Reprimimos y aprendemos a reprimir nuestras propias sensaciones y las ajenas,   y no solo nadie nos educa para vivir y comprender la naturaleza desde una perspectiva de comunicación sensorial directa, sino que se incluso se evita considerándola una ilusión o la más grande de las tonterías.

Si tienes tiempo te invito a escuchar esta grabación: http://www.soundandlife.com/sonidos/catalog/6160.html 
Realizada el día 25 de diciembre de 2004 a las 21h., en la playa de Teluk Batic en aguas del indico en Malasia.  a 400 millas de Sumatra , 10 horas antes de que se produjese el maremoto.
Observaras como los insectos de las playas de Malasia “gritaban” literalmente alarma, mientras turistas y nativos paseábamos por la playa totalmente ignorantes y sordos ante el reclamo de alerta máxima que nos ofrecía el reino natural.

Y para los que se pregunten cual es el sonido de este mismo lugar en situaciones normales, podéis  escuchar  la grabación contrastada en este otro enlace: http://www.soundandlife.com/sonidos/catalog/6157.html

Una de las propiedades del sonido es la capacidad de transmitir el sentimiento y el estado emocional del ser que lo emite. Esto lo podemos observar escuchando por ejemplo un himno cantado por los asistentes a un campo de futbol, cualquier persona incluso los no amantes del futbol son capaces de percibir de forma involuntaria la emoción y el sentimiento del publico, incluso a gran distancia y con un mal receptor de radio.  

De la misma manera nuestro campo electromagnético es capaz, si le prestásemos la adecuada atención, de percibir por resonancia; solo poniendo atención a  nuestras respuestas emocionales,  creyendo y confiando  en ellas podríamos descifrar todos los mensajes vibratorios que se producen a nuestro alrededor.
Este es un gran campo de trabajo para la nueva educación!! pero tambien es un regalo legitimo con el que hemos nacido Todos y todas.

Eva Julián
http://www.soundandlife.com

No hay Comentarios

Lo sentimos, los comentarios están cerrados en este momento.